lunes, 30 de marzo de 2009

Instrucciones para llorar

Dejando de lado los motivos, atengámonos a la manera correcta de llorar, entendiendo por esto un llanto que no ingrese en el escándalo, ni que insulte a la sonrisa con su paralela y torpe semejanza. El llanto medio u ordinario consiste en una contracción general del rostro y un sonido espasmódico acompañado de lágrimas y mocos, estos últimos al final, pues el llanto se acaba en el momento en que uno se suena enérgicamente.
Para llorar, dirija la imaginación hacia usted mismo, y si esto le resulta imposible por haber contraído el hábito de creer en el mundo exterior, piense en un pato cubierto de hormigas o en esos golfos del estrecho de Magallanes en los que no entra nadie, nunca.
Llegado el llanto, se tapará con decoro el rostro usando ambas manos con la palma hacia adentro. Los niños llorarán con la manga del saco contra la cara, y de preferencia en un rincón del cuarto. Duración media del llanto, tres minutos.

Cortázar, Julio; Historias de cronopios y de famas





martes, 24 de marzo de 2009

Single Malt Scotch

Soy un whisky añejo (*). Tengo cualidades poco frecuentes que, combinadas, me hacen especial. Un whisky añejo, difícil de conseguir. Soy particular para algunas cosas y eso hace que busque gente que sea como yo. Soy tímida y me gusta el chico cauto, tímido y quedado. Sí, igual que yo. Lo cual trae problemas de comunicación la mayoría de las veces. Me cuesta mostrar interés hasta verlo en el otro. Cada vez me cuesta más abrirme, producto de los desengaños y las huellas que las personas van dejando en mí. Siento que no voy a poder volver a confiar en nadie y que hay cuestiones que no voy a poder resolver más. Soy fiel y admito que me causa terror estar con alguien y pensar que aquel puede no ser como yo (otra vez, trust issues). Tiendo cada vez más a la idea de quedarme sola y no querer conocer a nadie. No me gustan los días lluviosos ni el pescado (no lo soporto; me hace mal). Creo en la amistad entre el hombre y la mujer pero también creo que es difícil que se dé de forma natural y sin confusiones (eso me lo enseñó el tiempo). Me gusta la música y el arte. No puedo vivir sin música pero no sé si podría soportar otro chico-con-banda. Mejor dicho, no podría soportar las groupies. No creo en las relaciones basadas en lo físico solamente; no las entiendo, no van con mi personalidad, me hacen sentir más vacía que estar sola. Been there, done that, had enough, it did not work. Me gustan la literatura y el cine, salir a tomar algo o a comer. Disfruto salidas simples como un picnic en un parque o recorrer lugares. Desde hace poco, tomo una infusión religiosamente alrededor de la 1 am, antes de internarme sola en mi cuarto. Amo mi carrera pero necesito algo más; ocupar mi tiempo con otra cosa que me llene y desarrolle aunque sea un mínimo de mi capacidad creativa: el maquillaje. Adoro escribir y sentir cómo el peso de a poco se va aligerando. Me gusta escribir para alguien y ver su reacción cuando lo lee. Me gusta que me dediquen (o compongan) canciones o poemas. Es una linda sensación poder ver el resultado de lo que uno produce en el otro. Me gusta el chico romántico que conoce el límite con lo cursi, que tiene ideas claras y un camino marcado, ambición de superarse y... que sabe manejar un auto. Si me habla en inglés, me derrito. Si su nuca me apetece puedo pasar horas acariciándolo. Me gusta que se ocupe y preocupe, pero que me dé mi espacio. Me atrae que sepa estar solo y lo disfrute, que quiera tiempo para sus amigos y familia pero que no me ponga en un rango inferior a sus prioridades. Me atrae muchísimo que tenga cosas para enseñarme y que le guste aprender conmigo. Quiero que, por vez primera, me pasen a buscar a mí. ¿Es mucho pedir? (ok, no sería la primera vez, pero ESE no cuenta). Quisiera que me tenga paciencia y me enseñe a tocar la guitarra (porque SEGURO que sabe; es un patrón del que no puedo escapar). Necesito que sea mi sostén y que se apoye en mí todo el tiempo; que podamos ser individuos y unidad; que me diga que hay un futuro y me haga pensar involuntariamente en cosas en las que yo no suelo creer; que me diga que se va a quedar y no se vaya para no volver. Pero sobre todo, que siempre sea sincero y sepa poner el punto final en el momento apropiado y de la forma correcta: frente a frente y con respeto.




(*) Single malt Scotch (Grey's Anatomy)

domingo, 22 de marzo de 2009

Waiting to exhale

"If the eyes are the windows to the soul, and grief is the door -as long as it's closed, it's the barrier between knowing and not knowing. Walk away from it and it stays closed forever. But open it and walk through it, and pain becomes truth. And now I'm faced with the struggle for my own survival that I always knew was coming. I've been preparing for this my entire life. [...]
"For every door that closes... It was always there. I have to say goodbye in order to reconnect with what's really important. With who I was; with who I have to be."




[Si lo ojos son la ventana hacia el alma y el dolor es la puerta, mientras esta cerrada, esa puerta es la barrera entre saber y no saber. Alejate de la puerta y quedara cerrada para siempre. Pero si la abris y entras, el dolor se transforma en verdad. Ahora me enfrento con la lucha por mi supervivencia que siempre supe que vendria. Me he estado preparando para esto toda mi vida. [...]
Por cada puerta que se cierra... Siempre estuvo ahi. Tengo que decir adios para reconectarme con lo que realmente importa. Con quien yo fui; con quien debo ser".]

lunes, 16 de marzo de 2009

Belleza


[Las vidas humanas] "Se componen como una pieza de música. El hombre, llevado por su sentido de la belleza, convierte un acontecimiento casual (la música de Beethoven, una muerte en la estación) en un motivo que pasa ya a formar parte de la composición de su vida. Regresa a él, lo repite, lo varía, lo desarrolla como el compositor el tema de su sonata. Ana hubiera podido quitarse la vida de otro modo. Pero el motivo de la estación y la muerte, ese motivo inolvidable unido al nacimiento del amor, la atraía con su oscura belleza en el momento de la desesperación. Sin saberlo, el hombre compone su vida de acuerdo con las leyes de la belleza aun en los momentos de más profunda desesperación".[...]

Milan Kundera. La insoportable levedad del ser. Traducción de Fernando Valenzuela.

Imagen: Mirta Pagano

lunes, 9 de marzo de 2009

One thing I truly knew -knew it in the pit of my stomach, in the center of my bones, knew it from the crown of my head to the soles of my feet, knew it deep in my empty chest- was how love gave someone the power to break you.
I'd been broken beyond repair.