lunes, 13 de julio de 2009

De mis vacaciones porcinas frustradas, mi madre hinchapelotas y lo que tenía para decir...

Qué momento es el que determina que estamos creciendo? Que ya llevamos parte del camino hecho y que de a poco ya estamos cambiando la piel? Yo quiero cambiar de vida. No de ideales. De vida. Cortar el cordoncito, romper el cascarón, salir de la burbuja. Libro batallas que a veces gano y otras pierdo. Cómo le explicás a tu madre que creciste? Todavía no encontré la forma sutil de explicárselo. No soy muy buena con las sutilezas. Sí con el doble sentido, pero no con las sutilezas, soy muy directa, a veces demasiado. No tengo control del tono en que digo algunas cosas y mis elecciones de palabras no suelen ser las más felices. A los más susceptibles los lastima o los enoja. A mí me cansan esos enojos onda “ay, me hablaste mal”. Juro que me cansa explicar todo el tiempo que así soy yo, que la mayoría del tiempo intento controlar mis impulsos pero a veces se me escapan, y así como yo intento cambiar ese defecto, la gente que me rodea tiene que aprender a lidiar con él y a la vez ayudarme a controlarlo. Así como yo elijo a los que me rodean a pesar de sus defectos, pueden elegirme una puta vez a mí con los míos sin tanta susceptibilidad? Mi hermana, por ejemplo, me tiene harta con el discursito del “me lo dijiste mal”. Yo sé que puedo hablar mal sin darme cuenta, pero ella se va de tema. Y ME CANSA GENTE… Me fui por las ramas. La cosa es lograr la independencia, y los empleadores que nunca me llaman no me están ayudando a explicarle sutilmente a mi madre que ya crecí… Que si tengo ganas de irme afuera con alguien que a ella no le cae bien o, segun sus palabras, “no le tiene confianza” [y toda la parafernalia inverosímil que le siguió a esa palabra sobre Marita Verón y la trata de blancas] me voy a ir igual, le guste o no. Saben que ganó esta vez? Que la próxima que me quiera ir a la mierda con alguien que a ella no le gusta o whatever… LE MIENTA. Así es. Ella solita boicoteó mi transparencia, así que la próxima vez si tengo que hacer la excepción y mentirle sobre mi paradero en el país, lo haré sin remordimiento porque esta vez SÍ se lo va a merecer. Por madre castradora [opa, me estoy yendo al carajo me parece]. Además, es en mí que tiene que confiar, no en los demás. Así que chito, madre. Especialmente porque cavaste tu propia tumba en el momento que me dijiste “andate con quien quieras adonde quieras, sola si querés”. Ahora agarrate. Decí que la plata que tengo la guardé para el curso de maquillaje con Fridman, si no ya me hubiera ido a “Catamarca” [o eso te hubiera dicho]. Con quién ando, por quién me dejo basurear o lo que sea que pienses que hago o dejo de hacer y lo que realmente haga es MI PROBLEMA. Canejo.

Mamarracho, tenías razon: siempre hay algo en el tintero para decir!!! Ahhh me siento mucho mejor!!

Para la próxima: alguien sabe qué tipo de calibre de arma de fuego se usa para derribar a la inseguridad? Porque hace tiempo tengo ganas de vaciar unos cuantos cargadores sobre ella...

9 comentarios:

Leila dijo...

yo tampoco entiendo como explicarle a la mia que soy otra persona, que soy algo mas parecido a mujer que a pendejita de 15. pero por ahora la sigo luchando.

La amante dijo...

Tenés que entender a tu mamá, ella también necesita crecer y darse cuenta. Debe ser difícil supongo dejar ir a su nena.
Besos!

Muma dijo...

Yo tengo un espécimen similar, de madre hinchapelota y altamente susceptible. Con el paso del tiempo uno aprende a tolerar mejor, en mi caso yo nunca me ahorre un quilombo, y como estaba convencida de que yo tenía razón, no mentía y discutía y no siempre hacía lo que quería. Después uno aprende a ser más políticamente correcta,discute menos y hace más y entiende que la forma es tan importante como la fondo de lo que uno dice. Vivir y dejar vivir, es lo que nuestros padres debieran aprender, y si no aprenden .......habrá que recurrir a otros medios, y después vemos como hacemos para meter una emoción violenta y zafar.
Besos

Victoria dijo...

Mi vieja no es muy rompe, pero cuando alguno de mis amigos/as o lo que sea no le cae bien... agarrate. Los trata mal, se nota la diferencia si viene el que le cae mal y otro que le cae bien, y es re de pendeja hacer eso, me da tanta bronca.

Estudio Interpretariado de Inglés en la Universidad del Museo Social Argentino, puf, muy largo haha.

¡Un beso y nos leemos!.

L.K.P. dijo...

Todos lidiamos con nuestras respectivas madres, nunca más agradecido del "Madre hay una sola"... menosmal :S.

Punto aparte.

Me encanta como sos.

(O al menos como te dejas leer)

Un saludo!

L.K.P.

Betty Davis dijo...

si, yo ando masomenos en la misma que usted. son cosas que no se pueden explicar, son cosas que se tienen que ver y aceptar , tanto por parte de ellos, como de la nuestra (padre vs hijos).
Y saber que mas alla de las cagadas que como hijos siempre nos mandaremos ( y a la vez que ellos se mandaron) somos incondicionales y ellos tambien lo son.


un abrazo che
un gusto haber leido esto y ver ke somos varios los que pasamos por esto.

Madie dijo...

Si querés demostrarle que sos una persona independiente y adulta mentir no es la mejor manera porque implica que reconocés un enlace con ella que es justamente lo que estás intentando remarcar...

Lucía dijo...

Siempre pasa eso...
lo que termina dandose como un circulo vicioso.
Una mesa de pin pong, con pelotas de agresion.
La seguridad, es algo que se plantea desde la conciencia.
Deja de esquematizarte, y limitarte.
A las madres que son así , lo mejor es enfrentarlas, y no desde el parametro , de mostrarle con actitudes que soy capaz, y conciente de poder llevar a cabo ciertas cosas.
Habrá por ahí , que conocer la tolerancia.

Un beso...
Me gusto tu blog.

Sos muy calida para escribir

Victoria dijo...

Ivi, yo estoy bien, confundida como siempre, es parte de ser mujer ¿no?. ¿Y vos?, ¡quiero leerte!.