sábado, 22 de agosto de 2009

De cómo de repente todo es como antes...

Es increíble cómo el cuerpo te enseña que a veces las cosas no se olvidan sino que sólo se archivan. Esperan que alguien las saque de la caja para aflorar con la misma fuerza de antes, o incluso con más fuerza. Yo pensaba que al fin había ganado el control sobre mi cuerpo, mi mente, mis emociones. Pensaba mal... Pensaba que algunos sentimientos se habían disipado, que ya no tenían la misma intensidad, que había pasado tanto tiempo dentro de estos meses desde noviembre hasta agosto que ya nada sería igual. Pensé que ya no sentía lo mismo, que me daba igual, que me daría igual. De repente, me besaste. Y aunque yo te lo había estado diciendo, aunque lo habíamos hablado, aunque era hasta obvio que iba a suceder, me besaste. El mundo de repente dejó de existir, como hace más de un año en aquella noche tan fría de junio en la que me besaste cerca del río [que vos decías que era el mar] con el viento soplando y llevando mi pelo hacia mi cara y entre nuestros labios. Me besaste en el parque; me abrazaste, me sostuviste, me acomodaste, y me besaste. En ese orden. Y yo me morí. Y conmigo se murieron la tristeza de no tenerte, la ansiedad de tu regreso, la angustia de tus mails confusos y hasta algo agresivos, el desdén de los meses sin hablarnos y la incertidumbre del después. Mi corazón perdió el rumbo, trastabilló corriendo hasta aquel rincón lejano y se ocupó de liberar todas y cada una de las sensaciones que había sentido aquella primera vez cuando me besaste. Creo que es pronto, creo que estamos yendo lento y rápido a la vez. Tengo miedo porque me siento demasiado bien y a la vez recuerdo que este sentimiento terminó en mucho dolor la última vez. Tengo miedo porque tengo tanto para darte que no puedo hacer otra cosa más que amarte con todo mi ser. No me sale otra cosa. Simplemente no me sale. Creo que estoy más enamorada de vos que el año pasado y eso no me da miedo: me aterra. Si te beso con miedo es por eso. Porque realmente lo siento. Porque tengo pánico y si bien trato de disiparlo, el que mejor puede hacerlo sos vos. Si cada fibra de mi ser vibra con tu voz, tu piel, tu aroma... No puedo evitarlo. No puedo evitar amarte. No puedo.

Anoche fue la mejor noche en mucho tiempo. Si hubiera podido dormir abrazada a vos creo que hubiera sido la mejor noche del año. Quizá lo fue de todos modos.

Te extraño, vayamos despacio. Pero tenía que decir todo ésto en algún lado. Hasta me siento tonta al tener tan poco control sobre mí... Pero... Can't help it.



lunes, 17 de agosto de 2009

Grises

Yo era una persona que no creia en la existencia de los llamados "grises". Siempre fui muy extremista para todo. O me encantas o no me moves un pelo. O me caes super bien o no te soporto. Muy... No se como describirlo realmente. De algun modo, podria decirse muy lineal... Las cosas eran asi y punto. O eras bueno o eras malo. Hasta que de repente la vida te dice "Ah si, pendeja? Pensas que todo es tan lindo, tan facil de clasificar? Vas a ver..." Y un dia te encontras haciendo cosas que nunca pensaste que ibas a hacer. Es mas. Haces en cuestion de meses mas o menos todas las cosas que alguna vez criticaste de alguien. Si fuera musico, seria comparable con tener 15 anios de carrera en el under y de repente firmar con Sony o algo similar [Vala te odio, pero te amo igual]. O sea, de la noche a la maniana sin querer cambie mi concepcion de las cosas? No, porque basicamente ahora pienso igual, pero me siento mal por tener que ser tan dura conmigo misma como lo fui con aquellas personas que critique alguna vez. Si, lo admito, las critique porque pense que eran estupidas, forras, cualquiera que fuere el adjetivo que pienso que aplica a mi en este momento. Y ahora yo soy la que llora por los rincones porque se siente una tarada, una forra, una mala persona, whatever.

No hay forma mas sutil de que la vida te diga "deja de juzgar a tal por hacer esto que si seguis jodiendo algun dia te va a tocar"?

domingo, 9 de agosto de 2009

Retroceda 1 año

Back to square 1. Ok, me tocó volver a empezar. Nos tocó, sin querer, quizá. Despacio, con miedo, con desconfianza. Dos extraños conocidos redescubriéndose.

Paradójicamente, estar dos horas acurrucada con mi cabeza sobre tu hombro, respirando casi el mismo aire que vos, al mismo tiempo... fue lo mejor que me pasó en meses.

Y todo lo que me sale es entregarte el alma una vez más, con la esperanza y la ilusión de que esta vez no se te escurra de entre las manos y se quiebre en el piso...


jueves, 6 de agosto de 2009

Nao pochi mais!

Vieron cuando están en medio de una especie de crisis de identidad en la cual vienen haciendo hace 4 años lo mismo y de repente ya no tienen ganas? Bueno, yo estoy así. Nunca tuve una de éstas, siempre fui la chica que tuvo su futuro planeado desde los 11 años, al menos con lo que respecta al estudio, a la carrera, la vocación, etc. Las chicas del secundario decían a qué edad querían casarse y tener hijos; yo no , yo decía a qué edad me iba a recibir y qué países quería visitar, en dónde quería hacer posgrados, etc. No por ser geek (o quizá un poco, je) sino porque siempre me gustó lo mismo. A los 8 años mi vieja me mandó a la profesora de inglés, y a los 11 yo ya decía que cuando fuera grande iba a ser traductora. Siempre tuve claro que lo que quería hacer era eso, porque para profesora no tengo paciencia y muchas otras opciones para trabajar con el idioma no tenés. Por alguna razón que desconozco mis tripas no soportaban otra cosa más que estudiar en UBA, con lo cual deseché cualquier posibilidad de hacer Traductorado Público en UADE o cualquier otro tipo de traductorado en cualquier otra privada. La cosa es que hoy, después de CBC y casi 4 años completos de carrera, me hartó. No sé por qué, pero no tengo más ganas de ésto. Me cansaron las vueltas, la burocracia, las ganas de mis profesores de cagarme y hacerme sentir inferior. No sos más que yo, papito, me encantaría saber a quién se la chupaste para estar de adjunto de Lengua III cuando: 1) no sos profesor de Lengua, ni en castellano ni en inglés; 2) no sos traductor, con lo cual ya no sé por qué estás dando Lengua...; 3) REDACTAS PARA EL ORTO EN AMBOS IDIOMAS LA RECONCHA DE TU HERMANA POSANDO EN TANGA, Y ENCIMA ME DAS APUNTES ESCRITOS POR VOS PARA QUE LEA. NO QUERÉS QUE LE CORRIJA LOS ERRORES DE GRAMÁTICA, HIJO DE UNA GRAN PUTA?!??!?!?!?!! POR QUÉ MEJOR NO SEGUÍS CON TU MATERIA DE DERECHO Y YA, QUE DE ESO SÍ SABÉS¡!?!??!?!!Aaaahhhh necesitaba putearlo un poco... Así que estoy en esa, estudiando desganada, haciendo traducciones pedorras sin investigación porque ni ganas tengo... Ni hablar de estudiar teoría para Lengua... Pero bueno, la parte buena de todo ésto es que a mí igual me sigue gustando traducir... Y si termino estas dos materias bien, me quedan sólo 5 para recibirme. Así que ni se me pasa por la cabeza dejar...

Lo otro bueno es que los miércoles tengo clase de maquillaje, y eso sí que me da ganas de trabajar y de seguir estudiando...

Ya que hay gente que me lee, quisiera saber si les pasó alguna vez...

domingo, 2 de agosto de 2009

Untitled

Estoy confundida. Esta mal? No se que quiero. Nunca habia tenido este tipo de actitudes de algun modo "caracteristicos femeninos", pero hoy me paro a las 2 23 am del lunes, despues de haber estado fuera de mi casa todo el dia y de mentirle a mi vieja sobre mi paradero [para que no joda y no se meta] y no se que hacer. Hoy no supe si hablar, si no hablar, no se si dejar las cosas como estan o dar ultimatums o mandar todo al carajo. Lo pase bien y a la vez volvi medio mal, no se. No se. NO SE!!!

A veces detesto ser mujer. Y a veces tambien detesto pensar demasiado en los demas, mas que en mi.