lunes, 5 de octubre de 2009

Me siento frente a la pantalla una vez más sin saber bien qué es lo que quiero escribir. Si te hablo a vos o me hablo a mí mísma, tratando de reflexionar. Tengo sentimientos encontrados muy contradictorios sobre lo que quiero, sobre vos, sobre nosotros. Creo que no quiero aceptar que con todo esto que pasó desde hace ya un año te dejé de querer, nos dejamos de querer, mejor dicho. Primero vos a mí y yo después a vos, a la fuerza. Entonces no sé si quiero seguir con vos por costumbre, por sentirte un desafío para ver si podemos cambiar el rumbo de las cosas o porque no hay nada mejor que hacer. No me malinterpretes, realmente te quiero, te quiero muchísimo y si no te quisiera nada no habría lágrimas brotando de mis ojos mientras escribo esto. Pero no puedo soportar más el sentimiento que me agobia cuando pienso que ya no me querés. Hace casi 15 días que no nos vemos, estamos peleados y parece que vos seguiste con tu vida. Yo seguí con la mía también, ok, pero me cuesta aceptar que estés pensando tan poco en vernos para arreglar las cosas. Es como un círculo vicioso, cuanto más pienso que no tenés ganas de verme menos te quiero. Y así constantemente. Quizá ya ni siquiera vale la pena que nos veamos para hablar, si fuiste capaz de dar todo por terminado con un mail y asumir todo lo que me pasaba a mí, creo que tenías razón, que no hay mucho más que hablar. Me duele porque sé que si yo no fuera la única que le pone empeño a la relación, las cosas podrían salir mucho mejor. Mucho, mucho mejor, como este primer mes que pasó. Pero parece que el entusiasmo te duró poco... Quiero, desde este momento, dejar de pensar en cuándo me vas a decir que querés verme. Creo que va a ser lo mejor hacer de cuenta que ya está, que se terminó todo con ese mail y listo. No es lo que más me gusta, pero bueno, con vos nunca lo fue.





I never thought the day would come when I
Would be the poison in the pen I use to write.
You said you were alone
In somewhat of a nervous tone.
I guess I was the blank look on your face
That was so easy to replace.

So then I went and drank myself
Into an idiot all through the night,
Recounting all my paranoid and selfish thoughts,
But I was right.

I made a space for you inside my soul,
And let my feelings kill the part that I control.
Some part of you was me;
Neglectful, maybe cold, it seemed.
Despite having the wounds we both imbibe,
The scars are somewhere we can't hide.

I then stayed up for two more years,
Just thinking of the sacrifice you made,
Indifferent to the reason, so apparent in the pain.
I polished off another drink,
And taught myself to numb and drift away for one more night,
So I could justify the day.

So now I entertain the thought of
Going on all alone,
But you are all the life I've ever known.

I swear, one day I'll get it back,
Something that is already dead and gone.
Again, I see the trumpet player looking for his song.

Don't worry, I won't follow you.
That part of me is learning to let go.
What was a space is like a cancer in my soul.

5 comentarios:

Muma dijo...

I made a space for you inside my soul,
And let my feelings kill the part that I control.
Resulta inevitable, por eso en general, el que tiene el corazón no tiene la razón. No se, yo estoy mucho mas perdida que vos en materia sentimental, sí sé de tener que dejar de querer a la fuerza y sé que los sentimientos son complejos y contradictorios. Los sentimientos (si lo sabré) siempre son ininteligibles, pensar no suele ser productivo, confia en lo visceral, guía mejor las decisiones que la cabeza.
Besos

Madie dijo...

Creo que esta es uno de las situaciones a las que nos enfrenta la vida en la que es preciso ser inteligente para no seguir desgastando y desgastándose.
Espero que todo sea para mejor, pensá que es lo que te hace sentir bien y a vos y eso es lo que importa.
Beso!

Yo NO SOY Cindy Crawford!! dijo...

Algo parecido me está pasando, y justamente porque no quiero caer en ese circulo vicioso es que me convenzo cada vez más que esto no puede seguir...
Es feo... pero bueno.

Belana Tussi dijo...

Las mujeres somos tan complicadas... !y como te entiendo! ¿por que ellos no?
Y terminar a tiempo es tan dificil. Yo no lo hice tengo siete años de casada sin entendernos ni en el "buenos dias"... un desastre, ni un consejo te puedo dar =(
Saludos
Belana

Daniel dijo...

Primera vez que entro, arriba el animo, ¡Exitos!