jueves, 26 de noviembre de 2009

Simplemente no le gustás tanto...

He's just not that into you if he's not calling you.

[...] The word "busy"is a load of crap and is most often used by assholes. The word "busy" is the relationship Weapon of Massive Destruction. It seems like a good excuse, but in fact, in every silo you uncover, all you're going to find is a man who didn't care enough to call. Remember: Men are never too busy to get what they want.

No le gustás tanto si no te llama.

La palabra "ocupado" es una mentira utilizada generalmente por pelotudos. La palabra "ocupado" es un arma de destrucción masiva de las relaciones. Parece una buena excusa, pero en realidad, en cada lugar que descubras, todo lo que vas a encontrar es un hombre al que no le importás lo suficiente como para que te llame. Recordá: los hombres nunca están demasiado ocupados para conseguir lo que quieren.

No me gustan los libros de autoayuda. Generalmente, gracias a lo que sea que haya allá a lo lejos, pude resolver mis problemas con mi racionalidad. Obviamente hasta este verano, pero bueno, ahora estoy bien y eso es lo que importa. Sin embargo, durante ese período nefasto en el que era una piltrafa con ganas de llorar que canalizaba su angustia con la lectura empedernida de New Moon (ahora en los cines) alguien me recomendó que si podía leyera el libro "He's Just Not That Into You", en el cual basaron la película homónima que acá se llamó, si no me equivoco, "Simplemente no te quiere".
Para mi cumpleaños me regalaron un gift token de Kel, o sea plata virtual para comprarme libros en inglés (regalo genial para mí si los hay) y me volví loca hasta encontrarlo. Y me lo compré. Y lo leí en un día. No porque lo necesitara, sino porque me da más curiosidad todavía. Me descubrí en algunas excusas, no voy a negarlo, una de ellas es la que transcribí arriba. Y me da más curiosidad que antes porque entiendo perfectamente que yo siempre pensé como el autor del libro hasta que de repente me confundieron con mensajes que yo interpreté como ambiguos. Y puse excusas. Y ahora no sé bien qué fue de mi pasado, si todo lo que creí yo era mentira, si simplemente todos los conflictuados me tocan a mí o si es un poco de ambos.

Ya que tengo lectores del sexo masculino me encantaría nutrirme de sus opiniones. ¡¡¡Devélennos sus malditos secretos, bribones!!! (??????????????)

sábado, 21 de noviembre de 2009

Fiel Soledad


Mi ansiedad se alimenta con tu canción. Tan sólo el primer acorde me revoluciona cada célula del cuerpo y grito con toda la fuerza que tienen mis pulmones para cantar a la par tuya. No tengo cómo explicarte la certeza de lo que me decís cuando me mirás a los ojos y me [sí, me, a ] decís "se ve tan mía cuando pasa frente a mí, se ve tan viva que me hace vivir", cuando lo cantás con tanto sentimiento como yo. Ese sentimiento que insisto en demostrar con gestos y sonidos porque me llena tanto el cuerpo que necesito canalizarlo, escupirlo, sacarlo. Mi vida amorosa, mis reacciones y mis limitaciones, sin siquiera conocerlas, vos las imprimiste en versos y música; debe ser uno de nuestros tantos parecidos, tantos que hasta la misma situacíón nos representan los mismos síntomas y miedos. Entonces cada vez que escucho tu canción, que es mía también, me olvido que soy yo, y de algún modo somos uno; en una conjunción dicotómica muy extraña, vos y yo somos uno solo latiendo, respirando y sintiendo a la par. Viviendo las mismas sensaciones en mundos paralelos y diferentes, pero juntos. Vos y yo. Y tu voz en mis oídos se escabulle por todo mi cuerpo y me remite olores a sal y noches de verano, a amores pasados y a ese motor sentimental que tan desesperadamente estoy buscando. No puedo vivir de los recuerdos de tu canción, quiero revivirla intensamente otra vez, quiero cantarla y gritarla con la fuerza de sentirla brotar desde el centro de mi abdomen porque allí está nuevamente... Aquel temblor incontrolable en las piernas y el que ya domino en las manos, la respiración entrecortada y acelerada y el pulso cabalgando por senderos nuevos a toda velocidad y con absoluta libertad... Quiero enamorarme, Fiel Soledad, aún sabiendo que será peor que lo que ahora vivo, que es la tranquilidad, quiero que me inyectes la adrenalina de verlo junto al sol y sentirlo mío cuando pasa, aunque no lo sea, tartamudear antes de pronunciar su nombre y sentirme inmadura e inmaculada... Así la próxima vez que nos encontremos y dancemos juntos en la luna mientras yo te canto y vos me cantás "por qué no logro superar la inhibición, será que el miedo cuida al corazón", yo te amaré en silencio con la pureza de los que idolatran y cuidan y quieren, y vos pretenderás que es para mí y compartiremos nuestros sentimientos, mutuos e independientes. Y yo procuraré sentir durante poco más de dos minutos aquello que busco y nadie me despierta, nadie aún más que vos.

11/02/08

Feliz cumpleaños, Hernán. Mi tocayo de cumpleaños que cada vez que me ve se acuerda y le dice a todo el mundo "che, sabés qué? ella y yo cumplimos años el mismo día". Lamento que ya haga más de un año y medio que no nos vemos cara a cara y que estés tan lejos como para saludarte hoy... Cómo cambian las cosas en casi dos años eh... Cambian las circunstancias, y sin embargo las reacciones frente a los mismos estímulos siguen siendo las mismas...


sábado, 14 de noviembre de 2009

Lola

¿Cuándo fue la última vez que te diste cuenta que cambiaste? Uno cree que es de cierta manera y que nunca va a cambiar (aunque siempre cabe esa posibilidad) y de repente te encontrás en situaciones que en tu vida imaginaste que te iban a pasar, y reaccionás de modos completamente extraños o contrarios a lo que siempre pensaste. ¿Cómo se determina el cambio? ¿Cómo forjás tu personalidad? ¿Cómo luchás contra esas trabas, esos prejuicios que vos misma hiciste durante tantos años y ahora te ves obligada a tragar? ¿Cuánto de sorpresa y cuánto de afirmación hay en esos pensamientos que atacan tu mente de repente en esas circunstancias clave que crean las contradicciones en tu cabeza y tu corazón? Parece que no hay regla justa y sencilla, no hay libro en el cual basarse cuando se desatan la piel, el tacto, las emociones, los placeres, las experiencias nuevas. ¿Cómo seguís en ese camino teniendo sentimientos tan encontrados entre lo que en el pasado pensaste que eras y lo que te encontrás siendo en el presente? ¿Cuándo pasás de tímida a trola? ¿Cuándo de trola a hija de puta y cuándo de hija de puta a víctima? ¿Qué hacés cuando sos todas en una? ¿Qué hacés con los restos de la que eras en la mano mientras juntás tu ropa del piso de un extraño?

¿Cómo hago para experimentar sin romper los estereotipos que creé erróneamente en mi cabeza y que elegí? No puedo. Así que lo lamento. No soy la que era, no voy a volver a serlo ni me interesa mientras satisfaga mi sed de conocerme, de palpar reacciones en otros y sobre todo de DISFRUTAR.

Al que no le guste, lola.


Esto va dedicado a Julieta. No puedo decirte que me inspiraste porque no tengo modelos a seguir o cosas por el estilo, pero juro que hubo un momento en la madrugada del viernes en que me acordé de vos. Y brindé por tus ideales, pendeja. Y me dejé llevar más que nunca en la vida. Y me fue de puta madre. Viva la revolución (?)... al menos la mía xD

martes, 10 de noviembre de 2009

PS I love you

Acabo de terminar de ver PS I love you (o Posdata te amo) y tengo los ojos hinchados y colorados como dos tomates (de llorar, obviamente, hábito que pareciera incorporé recientemente... llorar por cualquier cosa. Nunca antes visto en mí.). La puta madre, ¿por qué me hacen sufrir así? No sólo el tipo es un amor, sino que es Gerard Butler... ¡¡¡Y HACE DE IRLANDÉS!!! Hello, si mi sueño fuera casarme, ¡¡¡ sin dudas querría hacerlo con un irlandés!!! Amo Irlanda, amo la cultura celta que comparten con mis ancestros gallegos, ¡¡¡amo el Baileys y esa es la única razón por la que no puedo caratularme como abstemia!!!! For god´s sakes, ¡tengo un fuckin trébol verde hecho como un nudo celta tatuado forever en el nacimiento de mi espalda, justo donde está mi prominente 7ma vértebra! Y encima no sólo me muestran esos paisajes que anhelo conocer personalmente sino que además ME PONEN A JEFFREY DEAN MORGAN hablando semi irlandés.

Esa película es una tortura.

Son todos putos, loco. Todos putos. Y yo una boluda por bajármela y mirarla y llorar como marrano las dos malditas horas que dura el largometraje.


No me deja insertar el video, entonces lo dejo linkeado. Enjoy. Junto con el beso de Denny e Izzie de la temporada 5 de Grey's Anatomy, el mejor beso televisado. Y eso que creo haber tenido mejores besos que ese!!

domingo, 1 de noviembre de 2009

A universe is trapped inside a tear

Hoy en el Pepsi me lo crucé. Bah, lo vi de lejos mientras buscaba a mi amigo que se había ido a dejar el piloto. Lo vi y se me cayeron varias lágrimas, para qué mentirles. Me cagó la tarde, decí que los Hosen hicieron que todo valiera la pena. Ya no sé si son las hormonas o si esto va para largo. Pero no me lo puedo permitir. Más me vale que sean las hormonas. Anoche, en el show de Miranda! lloré. Hoy en los shows de Carajo (no pregunten, estoy sensible, por lo que veo), Bulldog y Cadena también lloré, sin contar lo que me aguanté para no llorar como un marrano cuando lo vi. Es más, hasta casi me pongo a llorar cuando Campino contó que un fan que fue SIEMPRE a verlos cuando tocaron acá falleció hace 2 días y le dedicó dos temas (y nos hizo agacharnos para saltar en el estribillo y conmemorar y... eso).

Y encima el show de Cadena fue horrible, tocaron casi todo del último disco, que apesta, y apenas pocos temas que valen la pena (Por qué, Dispara, Si me ves, Sobrevivir). Y encima llovió, y yo estaba en musculosa y short.

Y la puta que lo parió a él por tener el pelo sin la puta crema para peinar el único puto día que yo lo veo y no está conmigo. Siempre le dije que le queda mejor el pelo así como está, sin estar peinado con la crema esa fea que se pone y sin el jopo armado con ese rulo que se le hace en la frente.

Y va a ser una entrada larga por la cantidad de videos que voy a dejar... Todos para llorar, obvio. Ya que nunca, NUNCA lloro, hay que aprovechar ahora y largar todo...













En fin... Me di cuenta que mi amor por el Vala nunca va a cambiar, evidentemente. La foto es lo menos, pero yo lo adoro igual.