sábado, 21 de noviembre de 2009

Fiel Soledad


Mi ansiedad se alimenta con tu canción. Tan sólo el primer acorde me revoluciona cada célula del cuerpo y grito con toda la fuerza que tienen mis pulmones para cantar a la par tuya. No tengo cómo explicarte la certeza de lo que me decís cuando me mirás a los ojos y me [sí, me, a ] decís "se ve tan mía cuando pasa frente a mí, se ve tan viva que me hace vivir", cuando lo cantás con tanto sentimiento como yo. Ese sentimiento que insisto en demostrar con gestos y sonidos porque me llena tanto el cuerpo que necesito canalizarlo, escupirlo, sacarlo. Mi vida amorosa, mis reacciones y mis limitaciones, sin siquiera conocerlas, vos las imprimiste en versos y música; debe ser uno de nuestros tantos parecidos, tantos que hasta la misma situacíón nos representan los mismos síntomas y miedos. Entonces cada vez que escucho tu canción, que es mía también, me olvido que soy yo, y de algún modo somos uno; en una conjunción dicotómica muy extraña, vos y yo somos uno solo latiendo, respirando y sintiendo a la par. Viviendo las mismas sensaciones en mundos paralelos y diferentes, pero juntos. Vos y yo. Y tu voz en mis oídos se escabulle por todo mi cuerpo y me remite olores a sal y noches de verano, a amores pasados y a ese motor sentimental que tan desesperadamente estoy buscando. No puedo vivir de los recuerdos de tu canción, quiero revivirla intensamente otra vez, quiero cantarla y gritarla con la fuerza de sentirla brotar desde el centro de mi abdomen porque allí está nuevamente... Aquel temblor incontrolable en las piernas y el que ya domino en las manos, la respiración entrecortada y acelerada y el pulso cabalgando por senderos nuevos a toda velocidad y con absoluta libertad... Quiero enamorarme, Fiel Soledad, aún sabiendo que será peor que lo que ahora vivo, que es la tranquilidad, quiero que me inyectes la adrenalina de verlo junto al sol y sentirlo mío cuando pasa, aunque no lo sea, tartamudear antes de pronunciar su nombre y sentirme inmadura e inmaculada... Así la próxima vez que nos encontremos y dancemos juntos en la luna mientras yo te canto y vos me cantás "por qué no logro superar la inhibición, será que el miedo cuida al corazón", yo te amaré en silencio con la pureza de los que idolatran y cuidan y quieren, y vos pretenderás que es para mí y compartiremos nuestros sentimientos, mutuos e independientes. Y yo procuraré sentir durante poco más de dos minutos aquello que busco y nadie me despierta, nadie aún más que vos.

11/02/08

Feliz cumpleaños, Hernán. Mi tocayo de cumpleaños que cada vez que me ve se acuerda y le dice a todo el mundo "che, sabés qué? ella y yo cumplimos años el mismo día". Lamento que ya haga más de un año y medio que no nos vemos cara a cara y que estés tan lejos como para saludarte hoy... Cómo cambian las cosas en casi dos años eh... Cambian las circunstancias, y sin embargo las reacciones frente a los mismos estímulos siguen siendo las mismas...


5 comentarios:

Muma dijo...

Me mata este tema!!! Y sí, el miedo custodia el corazón y lo preserva de lo malo pero también de lo bueno, de la intensidad!! Enamorarse siempre supone exponerse y asumir los riesgos de la montaña rusa emocional a la que uno se sube.
Feliz cumpleaños y deseos de libertad de la puta cruel realidad!!!
Besos

mandrake el vago dijo...

feliz cumpleaños!!!
vamos los escorpianos!!! jajaja
bueno ahroa si salió nomás :)

Princesa Roja dijo...

FELIZ CUMPLEAÑOS CAPA DE LA VIDA!
Y aguante Cadena :)

SANTIAGO dijo...

que groso es cuando una casualidad de la vida te une con otra persona!
feliz cumple.

mandrake el vago dijo...

Bueno le informó que tengo casa de verano nueva si entra a mi perfil de blogger la encontrará... Espero que sea de su agrado es un desliz sentimentaloide mio pero no s epreocupe, no volvera a repetirse ;) ;) :D