viernes, 25 de marzo de 2011

I Wanna Be Your Joey Ramone

[...] "I asked for nothing more of the guys I slept with than the use of a condom. I spent no more than two weeks with them and had a couple of occasions that were identical to my night with Sam, in which I exchanged only a few sentences with my chosen partner. I was not fully aware of how it looked to others. Heads never turned when I left the Edge and the heads that did turn when I stumbled out of a field or the alley behind JT's Tavern with my lipstick smeared on my chin belonged to people older than my father. They buzzed about Louisa, which I thought they would have anyway, so I just concerned myself with the way it made me feel." [...]

Stephanie Kuehnert
I wanna be your Joey Ramone
Pocket Books, 2008

[...] "No pedía nada más que el uso del preservativo a los tipos con los que me acostaba. No pasaba más de dos semanas con ellos y en algunas ocasiones se repetía la historia de mi noche con Sam, en la cual sólo intercambiaba pocas oraciones con mi compañero elegido. Nunca me di cuenta realmente de cómo veían esto los demás. Ninguna cabeza se daba vuelta para mirarme cuando yo salía del Edge y las cabezas que sí se daban vuelta para mirarme cuando salía de algún campo o del callejón trasero de JT's Tavern con el lapiz labial corrido hasta mi mentón eran de personas más viejas que mi padre. Hablaban de Louisa, lo cual yo pensaba que iban a hacer de todos modos, por eso yo sólo me preocupaba por cómo me hacía sentir todo eso a mí". [...]

jueves, 10 de marzo de 2011

Cortita y al pie again

No puedo parar de leer a Kundera. No pue-do.

domingo, 6 de marzo de 2011

Vengeance

Y hoy quiero matarte. Quiero mirarte a los ojos mientras con mis uñas desgarro tu pecho tatuado y con mis dedos sacarte el corazón. Y nunca dejar de mirarte a los ojos. Ver tus facciones desencajadas en una mueca de dolor mientras mi mano hace un hueco en tu esternón. Ver tus ojos gritándome de dolor y sin entender qué pasa, mientras tu boca no pronuncia palabra alguna. Porque no te animás a decirme nada, sabés que no podés pronunciar palabra porque vos mismo te llevaste a esa situación. Vos preparaste el terreno, vos jugaste al amigo, vos moviste las fichas y después te levantaste y abandonaste la silla sn decir palabra para ir a sentarte a la mesa de ella. Y yo, que nunca dejo entrar a nadie a mi cajita de cristal, que vine acá a cambiar mi actitud y a no estar con nadie, termino abriéndote las puertas de mi vida con reticencia y luego con amor para que vos me hagas esto. You must've seen it coming, now just sit back and watch me tear away your heart with my bare hands...






fuckyouandfuckhertoo

jueves, 3 de marzo de 2011

La Inmortalidad (II)

[...]"va por la vida como por un valle; a cada rato encuentra a alguien y le dirige la palabra; pero la gente la mira sin comprender y sigue su camino, porque su voz es tan débil que nadie la oye. Así es como me la imagino y estoy convencido de que ella también se ve así: como una mujer que va por un valle entre gente que no la oye".

Milan Kundera, La Inmortalidad.
Traducción de Fernando Valenzuela