lunes, 23 de mayo de 2011

Why do I always fall for the bad girls?

Es increíble cómo según tu propio estadio mental/emocional las cosas que quizá viste o escuchaste o conocés hace tiempo toman un nuevo significado.



Miles: ¿Por qué siempre me enamoro de la chica mala?
Iris: No sabías que era mala.
Miles: Sabía que no era buena. [Iris le ofrece té] ¿No tenés algo un poco más fuerte? [Iris le ofrece una bebida blanca] Gracias. Dejame que refrasee. ¿Por qué me atrae alguien que sé que no es buena?
Iris: Esa respuesta sí la sé. Porque esperás equivocarte. Y cada vez que ella dice que no es buena, vos la ignorás. Y cada vez que viene y te sorprende, te gana y vos perdés la discusión interna de que ella no es buena para vos.
Miles: Exacto, y encima está esa vieja creencia de "no puedo creer que una chica como ella esté con un tipo como yo. ¿Sabés qué me dijo esta noche? Me dijo que terminó en Santa Fe después de dos días y se estuvo quedando con comosellame. Lo cual significa que ha estado acá. Lo cual significa que, cuando la llamé esta mañana al celular y ella me dijo "estoy mirando por la ventana y está nevando", en realidad estaba en Santa Monica. ¿Qué hizo, fue a weather.com? Deben haberse reído a morir con eso. Mientras, yo le mandé su regalo de Navidad a Santa Fe. Fui a FedEx, hice la fila, me aseguré de que le llegara a tiempo. ¡Uh! Clásico, ¿no? Mirá, no quiero arruinarte la Noche Buena. No tenés por qué escuchar esto.
Iris: Está bien, me gusta tu compañía. ¿Qué te parece si preparo algo? ¿Hago unos fettuccini navideños?
Miles: Seguro
Iris: Mirá, sé que es difícil creerle a alguien cuando te dice "sé cómo te sentís". Pero yo realmente sé cómo te sentís. Verás, me estaba viendo con alguien en Londres. Trabajamos para el mismo diario y después me enteré que se estaba viendo con esta otra chica Sarah del área de circulación en el piso 19. Resulta que él no estaba enamorado de mí como yo pensaba. Lo que estoy tratando de decir es que entiendo si te sentís lo más pequeño e insignificante como es humanamente posible. Y cómo duele en lugares donde no sabías que tenías dentro tuyo. Y no importa cuántos cortes de pelo nuevos te hagas, cuántos gimnasios frecuentes, ni cuántas copas de chardonnay tomes con tus amigas... Vas a seguir yéndote a la cama cada noche pensando en cada detalle y dudando sobre qué hiciste mal o cómo fue que entendiste mal. Y cómo diablos por ese breve momento pudiste pensar que eras tan feliz. Y a veces hasta te podés autoconvencer de que él va a ver la luz y va a aparecer en tu puerta. Y después de todo, a pesar de todo el tiempo que pasó te vas a algún lado nuevo. Y conocés gente que te hace sentir otra vez que valés algo. Y las piezas perdidas de tu alma al fin vuelven. Y todas esas cosas poco claras, todos esos años perdidos de tu vida van a empezar a borrarse.
Miles: Phoof!!! ¿Qué carajo? Vos necesitás esto más que yo. Por eso estás acá, estás olvidando a alguien.
Iris: Sí, esta soy yo en buen estado.
Miles: ¿Es el tipo que te mandó parte de su novela?
Iris: Sí, me necesita.
Miles: ¿Él se mantiene en contacto?
Iris: Todo el tiempo.
Miles: Por eso es imposible que lo olvides. Lo cual es genial para él pero malísimo para vos.
Iris: Ya ves cuán genial es tu vida en comparación con la mía.
Miles: Okay, vamos. Te voy a hacer unos fettuccinis. Es Noche Buena y nos vamos a sentar en la Italia, hacer un buen fueguito, descorchar un espumante. Vamos a celebrar que somos jóvenes y estamos vivos. ¿Estás conmigo, Simpkins?
Iris: Miles, sos un hombre increíblemente decente.
Miles: Ya lo sé, siempre fue mi problema.

2 comentarios:

Ale dijo...

Nunca junte coraje para ver esta pelicula!

mandrake el vago dijo...

yo no habia comentado acá? :s